De la desesperación, esta perra saltó en el auto de alguien…Y su vida cambió para siempre

1

Los animales callejeros siempre nos entristecen al verlos. Así sea que hayan nacido en las calles o hayan sido abandonados por un dueño previo, es devastador ver las condiciones en que muchos animales sin hogar viven. Incapaces de cuidarse por sí mismos, a menudo terminan con enfermedades o parásitos que se llevan su vida sin intervención alguna.

Esta perra, a pesar de vivir una difícil vida abandonada por la sociedad y con inconvenientes en la calle, permaneció dulce y confiable y tuvo una segunda oportunidad de una vida feliz y saludable gracias a un amable extraño. No podrás creer esta transformación.

Esta perra demacrada pasó su vida dando vueltas por las calles, intentando encontrar refugio y alimento.

Acid Cow
Acid Cow

Claramente tenía bajo peso y los parásitos atacaban su piel. Su pelaje había desaparecido y estaba cubierta de quemaduras del sol y heridas abiertas.

- Anuncio Publicitario -

- Anuncio Publicitario -
Acid Cow
Acid Cow

Una familia la vio al costado del camino y supo que necesitaba ayuda. A pesar de una vida de abuso, la perra los convenció de llevarla en el auto. La llamaron Kelsey, y desde ese momento, su vida iba a cambiar.

Acid Cow
Acid Cow

A pesar de vivir una dura vida, Kelsey permaneció dulce y amable. Sus ojos parecían mostrar gratitud por la ayuda que recibía.

Acid Cow
Acid Cow

Severamente desnutrida y cubierta de heridas, escasamente comía y bebía cuando los doctores idearon un plan para ella.

Acid Cow
Acid Cow

Esta pequeña perra confió el los doctores y se recostó sobre mantas luego de un baño, probablemente sintiendo un nivel de comodidad que nunca había conocido antes.

Acid Cow
Acid Cow

A pesar de su agitada vida, y un largo trayecto de recuperación, esta dulce pequeña era amorosa.

Acid Cow
Acid Cow

No mucho después de haber encontrado a su familia, encontró la alegría del césoed blando y la fresca sombra.

Acid Cow
Acid Cow

Hasta aprendió lo bueno de la amistad con otros animales. Antes debía pelear por comida o huir del peligro. Ahora, tenía un compañero de juegos.

Acid Cow
Acid Cow

También comenzó acercarse a un peso y tamaño saludables.

Acid Cow
Acid Cow

Eventualmente, su piel sanó y su pelaje blanco suave comenzó a crecer nuevamente.

Acid Cow
Acid Cow

Kelsey comenzó a disfrutar las comodidades de una vida de hogar – una cómoda cama, siestas por las tardes, ¡y muchas recompensas a juzgar por su pancita!

Acid Cow
Acid Cow

Ahora, esta perra no se parece a nada a la perra callejera recogida al lado del camino no mucho tiempo atrás.

Acid Cow
Acid Cow

Gracias a una familia especial, Kelsey tiene una segunda oportunidad en la vida y disfruta cada minuto de ella.

Acid Cow
Acid Cow

COMPARTIR

4 Comentarios

Deja una Respuesta