Esta carta de despedida te hará llorar hasta más no poder

"Ayer pasó algo raro - escrito por Benny Pointer"

Un hombre publicó la carta de despedida de su perro en Facebook y ha tomado por sorpresa a los usuarios de la red social. Recientemente, John Pointer perdió a su mejor amigo, Benny; cualquier persona que haya tenido un perro sabe lo que eso significa. Plasmó sus emociones en palabras desde el punto de vista del perro y el resultado es hermoso.

- Anuncio Publicitario -
Esta_carta_de_despedida_te-01
Facebook

“Ayer fue un día raro. No me pude levantar de la cama. El tipo con el que vivo me ayudó. Intenté pararme poniendo mis patas debajo de mí, pero no cooperaban. Él me dijo ‘te tengo, amigo’, me ayudó a bajar las escaleras y abrió la puerta para mí. Es un tipo amable. Necesitaba ir al baño, así que fui justo donde él me dejó. Normalmente no haría eso, pero ambos decidimos que la regla necesitaba una excepción. Empecé a caminar por el estacionamiento hacia el lugar donde todos los perros vamos al baño. Sentí mis patas arrastrarse por el suelo. ‘Esto es extraño’, pensé. De repente, me dieron muchas ganas. En medio del estacionamiento. Sé que es contra las reglas y no debo hacerlo”.

Facebook
Facebook

“Mi humano limpió el desastre. Es algo que hace bien. Sentí mucha vergüenza, lo miré y me preguntó si quería seguir caminando. Sí quería, pero me resultó muy difícil. Para el momento que llegamos al final del estacionamiento, mi cabeza daba vueltas. Intenté subir una pequeña colina pero casi me caigo. No podía entender qué me pasaba. Él se agachó y me tomó entre sus manos. Eso se sintió bien. Me llevó a casa; aún estaba confundido y mareado, pero me alegró no tener que caminar de vuelta, porque de repente parecía que la distancia era imposible de recorrer”.

Facebook
Facebook

“Me alivió poder acostarme en mi cama. Mi humano me hizo cariño en la cabeza y me dijo ‘te tengo cubierto, amigo. No pasa nada’. Me gusta como me hace sentir. Sé que lo dice en serio y hace que todo sea mejor.
Tocó mis patas y mi hocico. Me preguntó si tenía frío y así era. Mi cara estaba fría, igual que mis patas. Hizo algo en su teléfono y luego volvió para acariciarme.
Unos minutos después, llegó otra persona. Es uno de mis favoritos. Su nombre es Jay. Cuando llegó, me consintió y ambos me ofrecieron una manta. Me relajé porque se sentía bien. Mientras me consentían, sentí como ahogaban lágrimas”.

Facebook
Facebook

“No me gusta cuando lloran porque se me rompe el corazón. Es mi trabajo hacerlos sentir bien, pero estaba un poco cansado y tenía frío. A veces me quedaba dormido, pero ellos siempre estaban ahí, hablando entre ellos y asegurándose de que yo estuviera bien.
A lo largo del día, mi humano hizo unas llamadas y pasó mucho tiempo conmigo. Escuché cuando dijo, ‘a las 9 mañana, ok, sí. Te aviso si algo cambia. Gracias Dra. MacDonald’. Llamó a alguien más y dijo ‘lo lamento, tengo que cancelar los planes de esta noche’ y mientras me volví a quedar dormido, escuché como lloraba un poco más”.

Facebook
Facebook

“Por la noche, llegó más gente que me cae bien. Todos me trataron con amor y pude verlos llorar cuando se acercaban a mí. Me susurraban cosas bonitas y me decían que soy un buen chico.
Un poco más tarde me sentí bien, como para caminar hacia la puerta y ver quién iba llegando. Fue más cansón de lo que recordaba, pero me encantó verlos a todos. Escuché a mi humano decir que era la primera vez que me podía levantar por mí mismo ese día. Todo el mundo estaba contento porque estaba fuera de cama. Yo también lo estaba, pero cuando se acabó la emoción, igual quedó el cansancio”.

Facebook
Facebook

“Cuando el último visitante se fue, mi humano me llevó afuera para hacer ‘mis cosas’, volvimos a casa y cuando llegamos al fondo de las escaleras, lucían el doble de empinadas y diez veces más largas de lo que las recordaba. Él me miró y me djio ‘te tengo cubierto, amigo. No pasa nada’ mientras me subía.
¡Luego se puso mejor! En vez de dormir en mi cama, me llevó a dormir en la suya. Voy a repetir eso: ¡pude dormir en cama con mi humano! Normalmente tenemos nuestra cama separada, pero anoche nos acurrucamos; se sintió demasiado bien. Pensé ‘aquí me gusta estar, no quiero dejar su lado’. Aunque no me sentía demasiado bien y era difícil respirar a veces”.

- Anuncio Publicitario -
Facebook
Facebook

“Parece que todo empezó hace unos meses. Estábamos jugando y todo se puso negro. No sé qué pasó, pero creo que dejé de respirar. Escuché a mi humano llamarme por mi nombre pero no podía mover mis músculos. Él levantó mi cabeza y me miró a los ojos. No podía responder. Me miraba y me preguntó: ‘Benny, ¿estás ahí?’, pero no podía responder. Me recordó que me tenía cubierto y que no pasaba nada, cuando todo empezó a girar y de repente mis pulmones se llenaron de aire y pude ver de nuevo. Fuimos a ver a algunos médicos y desde entonces he escuchado palabras muy raras como cardiomiopatía, cáncer y falla renal. Lo único que sé es que algunas veces me siento bien y otras no tanto. Mi humano me da pastillas”.

Facebook
Facebook

“Esta mañana escuché a mi humano despertar y tomar una ducha. Cuando regresó, olía muy rico. Me ayudó a levantarme, pero esta vez pude hacerlo por mí mismo. Llegamos a la cima de las escaleras y se veían larguísimas otra vez. Como siempre, me dijo que me ayudaría y me asistió al bajar. Hice lo mío y volvimos a casa. Abrió una lata de comida para perro que estaba muy, pero muy rica. De verdad amo esa cosa.
Jay volvió a pasar por la casa. ¡Qué linda sorpresa! Mi humano parecía estar preocupado, pero todo el mundo me estaba consintiendo. Parecía una obra de teatro, donde todos están tristes pero fingen estar felices. Un poco después, otra persona también apareció. Ella tenía pantalones de doctor y se acercó a mí”.

Facebook
Facebook

“Los escuché mientras hablaban. A veces veían mis encías y sentían mis patas. Escuché a la mujer decir ‘es tu decisión, pero ya está llegando la hora. No quiero obligarte, pero me sorprende que se mantenga en pie. Además de las patas, mira esto…” miró mi cara: “Esto debería ser color rosa y está casi blanco, amarillento”.
Mi humano y Jay entraron a discutir algo. Cuando salieron, oí a mi humano decir que estaba de acuerdo y que no quería esperar a que el dolor fuera muy grave. Luego entramos y, al decir verdad, me sentía muy mal, aunque estaba caminando. Mi cabeza estaba fría, mis patas estaban heladas y las de atrás no funcionaban del todo bien”.

Facebook
Facebook

“La mujer con pantalones de doctor puso algo en mis músculos. Dijo que era un sedante. Luego le dijo a mi humano que luego podría amarme mientras me dormía. Mi humano me besó; intentaba no llorar. Sentí que la mujer puso algo en mi pierna, pero solo quería ver a mi humano. Él es increíble. Siempre quiero estar con él.
Él y Jay me consintieron y me decían cosas bonitas: Lo bueno que soy, lo bien que me porto, lo agradecidos que están por tenerme en su vida. Después de un rato, mi mente empezó a zumbar. ¡Enfócate! Miré a mi humano otra vez. Lo amo mucho”.

Facebook
Facebook

“Me fui de nuevo. ¡Enfócate! Puedo ver a mi humano. Lo amo demasiado. Siempre voy a estar con él. Él lo sabe. ¿Tengo sueño? ¡Enfócate! Siempre lo voy a amar con todo mi corazón…
La señora dijo ‘debe amarte mucho, está intentando quedarse con todas sus fuerzas’ y mi humano respondió que soy un buen chico y que soy un perrito muy devoto. Juntamos nuestras manos y cerramos los ojos. Se sintió bien, no sabría cómo describirlo. Nos volvimos a ver; creo que acostarme me sentó mejor. Me sentí muuuuy bien.
Sentí a Jay consentirme también. Ambos me estaban hablando. Me aman mucho. Tengo mucha suerte. Luego sentí miles de manos acariciarme. Todos los que me conocían estaban ahí, rascando mis orejas y ese sitio bajo mi collar que hace que mi pierna se mueva. Eso se sintió genial”.

Facebook
Facebook

“Luego vi a la señora mientras tocaba mi pierna. ¿Les dije que mi humano hizo que repararan mis rodillas? Son de titanio. Me han servido mucho, pero últimamente me he sentido un poco descompuesto.
Mientras todas las personas me acariciaban, la doctora me inyectó otra cosa en la pierna. Pero esta vez, mientras el líquido pasaba, mis piernas se curaron. ¡Mis rodillas estaban perfectas! Y a medida que se movía por todo mi cuerpo, ¡el cáncer desapareció! Mis riñones estaban mejor y finalmente me sentí bien y saludable. Sentí que todas mis enfermedades desaparecieron mágicamente. ¡Fue genial!”

- Anuncio Publicitario -

Facebook
Facebook

“Vi a mi humano, a Jay y a Shelly, la chica que vive en la casa. Estaban reunidos alrededor de algo, así que me acerqué a ver. Ese algo se parecía un poco a mí, pero como lucía cuando estaba cansado y enfermo. La cara estaba un poco borrosa, así que no lo vi bien, pero parecía que el pobre tipo había sufrido mucho.
Pude ver que mi humano estaba aliviado y a la vez muy triste. Vi al perrito que se parecía a mí y vi a mi humano… Creo que por eso estaba triste. Salté por toda la habitación como un payaso, pero parecía que querían estar tristes y concentrarse en su tristeza, en acariciar y besar a ese perrito.
Mi humano estaba muy triste. Me acerqué a él, como siempre lo he hecho, pero esta bez no fue lo mismo. Sentí que su cuerpo era como una nube y pasé a través de él, así que me acerqué, me senté a su lado como un buen chico y le dije: ‘no te preocupes, amigo. Te tengo cubierto’”.
Nunca me voy a ir de su lado. Él lo sabe”.

Facebook
Facebook

Qué tributo tan increíble al mejor amigo de un hombre. Esto pone en palabras lo que se siente intercambiar la felicidad por la comodidad de tu perro.

Descansa en paz, Benny.

[fuente: Página de Facebook de Benny Pointer]

COMPARTIR

2 Comentarios

  1. CUIDA Y QUERE MUCHO A TU PERRO–NUNCA TE VA A TRAICIONAR—LAS PERSONAS TE PUEDEN LLEGAR A HACERTE MUCHO DAÑO-TU PERRO JAMAS–ELLOS TIENEN LEALTAD –TODO EL REVES DE LAS PERSONAS–PARA APRENDER——

Deja una Respuesta